Lea la Noticia en LaVozdeAlmería

Tres millones de euros. Esa fue la cifra anunciada por Juanma Moreno para lo que no deja de ser un ‘plan Marshall’ en toda regla: tras dos años de sequía cofrade, la Junta de Andalucía extiende cheques para rescatar la Semana Santa de la región.

Esa promesa hecha en una casa de hermandad (la de las Fusionadas de Málaga) se materializó en el Decreto-ley 5/2021, de 30 de marzo, «por el que se adoptan medidas urgentes (…) para la reactivación de actos culturales promovidos por Agrupaciones, Consejos, Federaciones, Uniones u otras entidades de análoga naturaleza que integren hermandades y cofradías de Andalucía en 2021». Dinero para que las cofradías hagan cosas que repercutan en la economía andaluza, ya que sus procesiones no lo hacen desde 2019, en resumidas cuentas.

Como otras tantas ayudas y subvenciones, la planteada desde la Junta de Andalucía tiene un sinfín de condiciones y más letra pequeña que un prospecto médico. Pero el resumen es este: el dinero se da para «para los proyectos de actividades culturales y de promoción de eventos vinculados a la vida cofrade», entre los que la Junta de Andalucía incluye la «edición o distribución de material promocional», la «organización y participación en conferencias, jornadas y reuniones» y la «organización y participación en exposiciones, conciertos musicales, representaciones escénicas», etcétera. Y con una condición: cada Agrupación presenta una única solicitud y, por orden de llegada, se van repartiendo esos jugosos tres millones de euros.

Cuando la subvención nace, ya han pasado tres meses de este 2021, pero quedan por delante nueve meses. El que ha hecho algo podrá arrimar el ascua a su sardina (como las intensas cuaresmas de Sevilla o Málaga) y el que no, tiene que ponerse las pilas para pescar una sardina y ver qué queda en la hoguera de las subvenciones. Así que volvamos a Almería.

En el momento de escribir estas líneas, las hermandades de Almería han organizado 13 actividades subvencionables por la Junta de Andalucía (o, al menos, 13 han sido incluidas en la memoria que la Agrupación de Hermandades ha entregado a la Junta de Andalucía para acogerse a esta ayuda y al que ha podido tener acceso LA VOZ); por otra parte, en lo que queda de año las hermandades de Almería capital prevén organizar un total de 116 actividades subvencionables. 

Los gastos de ese total de 129 actividades implican un total de 100.004’31 euros que las hermandades almerienses aspiran a obtener del bolsillo de la Junta de Andalucía.

La programación

Esos 100.000 euros harán más por la vida cultural cofrade que muchas cuaresmas. De hecho, en caso de que todas se lleven a cabo (tras el visto bueno andaluz), habrá una programación frenética con algún sinsentido que otro, como una otoñal jornada con hasta 9 conferencias simultáneas, o incluso algún acto solapado en tiempo, hora e incluso lugar.

Y, entre tanto acto que quedaría por disfrutar, hay de todo: formación a cargo de la propia Agrupación, una llamativa cantidad de charlas sobre el mundo del costal, algún que otro concierto, interesantes fusiones de literatura y música, actos vinculados a distintos aniversarios (incluido el arranque del 75 aniversario de la Agrupación con el cartel de Fernando Vaquero), exposiciones, un prometedor proyecto vinculado a la impresión 3D y alguna que otra publicación.

No obstante, no todas las hermandades de la capital han querido participar en esta búsqueda de una subvención dada por la Junta de Andalucía. Amor, Estudiantes, Soledad,  Cena, Silencio, Carmen de las Huertas, Encuentro, Angustias, Pasión, Perdón, Macarena, Borriquita, Rosario del Mar, Resucitado, Prendimiento y Coronación son las hermandades de la capital que optan a una pequeña parte de esos tres millones de euros destinados a salvar lo cofrade o, al menos, a lamerle las heridas.

De ejecutarse este programa, Almería vivirá una segunda mitad de 2021 histórica, con una vida cultural cofrade sin precedentes. 

Deja un comentario