La cofradías de la comarca de Algeciras, ante meses de "incertidumbre" de cara a la Semana Santa de 2022

Quedan 147 días para el Viernes de Dolores y las hermandades y cofradías del Campo de Gibraltar afrontan todavía meses de «incertidumbre» durante la preparación de la Semana Santa de 2022.

Pese a que la bajada en las tasas de incidencia del coronavirus ha permitido eliminar las restricciones en las procesiones, la hipótesis que barajan es que habrá que tener en cuenta un gran número de recomendaciones frente a la pandemia que dificultarán la organización de las salidas.

El desfile de las imágenes de La Inmaculada Concepción en Algeciras y La Línea el próximo 8 de diciembre será «un primer punto de contacto», según explica Manuel Delgado Cerro, presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Algeciras, en el que tomarán el pulso a los cofrades y el resto de fieles. Cuando llegue la próxima Semana Santa habrán pasado tres años desde la última vez que hubo salidas procesionales, en abril de 2019, antes de que el coronavirus suspendiera las de 2020 y 2021, pero eso no impide que las hermandades estén «preparadas para salir a la calle«.

«Estamos avanzando poco a poco, pero parece que la cosa está un poco más delicada y realmente no sabemos qué puede pasar de aquí a entonces; vamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Por el ejemplo, el mes que viene tenemos La Inmaculada y ahí iremos cogiendo el ritmo. De todas formas llevamos más de dos años esperando para salir y estamos listos», subraya Delgado Cerro. 

Lo que tienen claro los cofrades es que, si se produce, la Semana Santa de 2022 será «distinta a las anteriores», según constata José Manuel Pulpillo Ortiz, presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de La Línea.

«Ahora mismo se vive con optimismo y con un poco de incertidumbre, no sabemos lo que pasará. Tanto las autoridades civiles como las sanitarias trabajan para que vuelva todo a la normalidad y podamos ver la luz al final del túnel después de dos largos años de pandemia. Me consta que las hermandades trabajan en protocolos, organizando todo lo mejor posible como ya han demostrado en los cultos internos, las misas de hermandad, los triduos, los rosarios… Siempre han recordado las medidas sanitarias para que todo salga perfecto», manifiesta Pulpillo.

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía lanzó a mediados de septiembre una serie de recomendaciones para evitar contagios en este tipo de actos. Además de regresar las procesiones, también se recuperaba el 100% del aforo en las iglesias manteniendo siempre la mayor distancia interpersonal posible.

Sobre las procesiones en la vía pública, las recomendaciones de Salud pasan por que las personas que porten las imágenes tengan la pauta completa de vacunación o el certificado de haber superado la enfermedad. También insiste en que el número de personas que porten la imagen sea siempre el mínimo posible.

Además, aconseja que las personas que participen en procesiones lo hagan siempre con la protección de mascarillas e intentando mantener siempre la mayor distancia posible con los demás. Sobre las pruebas PCR, sin ser obligatorias, se recomienda a las hermandades a que los participantes en los cortejos, sobre todo los costaleros, se sometan a ellas como medida de prevención.

En cuanto a los itinerarios, las recomendaciones de la Junta pasan por optar por recorridos que no sean demasiado largos y que transiten por calles anchas para evitar que se produzcan aglomeraciones de público. En ese sentido, además de no recorrer vías estrechas, se programarán en días y horarios que permitan que la afluencia de público no sea la más grande.

En los casos en los que la procesión sea acompañada por una banda de música, se tendrá que cumplir con la normativa vigente al respecto y habrá medidas para evitar aglomeraciones entre el público asistente.

EuropaSur

Deja un comentario