Almería

2021, el año del Silencio: así será uno de los cumpleaños más esperados

El recién estrenado 2021 es, posiblemente, el año sobre el que más expectativas hay puestas (al menos en la historia reciente) y, sin embargo, un sector de la sociedad mira ya con recelo las hojas del calendario, a sabiendas de que el cofrade tendrá más sinsabores: al fin y al cabo, marzo está a la vuelta de la esquina y Sevilla ya ha hecho oficial (por decisión de su Arzobispado) que no habrá procesiones ni nada que se le parezca.

Sin embargo, el mundo cofrade almeriense tiene otras citas y más fechas a las que agarrarse para disfrutar del 2021. Por una parte, la Hermandad de Pasión tiene pospuesta su salida extraordinaria para el 25 de septiembre: iba a tener lugar en septiembre de 2020 para celebrar el primer cuarto de siglo de vida de la hermandad del Lunes Santo, con el Señor de Salud y Pasión como protagonista saliendo desde la Catedral y con el acompañamiento musical de Tres Caídas.

Pero, además, la Hermandad del Silencio se prepara para celebrar su 75 aniversario en los próximos meses, pudiendo protagonizar la vuelta a la ‘normalidad cofrade’ siendo la primera hermandad que festeje su efeméride sin ver su programa de actos interrumpido por una pandemia.

Calendario de vacunación aparte, los de Alfareros ya trabajan en ese programa, preparando todos los mimbres para que eso de soplar 75 velas no pase en balde. De hecho, la propia hermandad ya ha hecho públicas algunas pinceladas de ese aniversario que ya tiene fecha de inicio: el próximo 30 de mayo arrancará un aniversario que se estrenará ese mismo día con la presentación del cartel, una obra que ya ha sido encargada al artista sevillano Fernando Vaquero.

Y no es lo único que la hermandad del Jueves Santo ha encargado ya. En el ámbito gráfico, el Silencio también ha elegido ya el que será el logo de este 75 aniversario tras un concurso: se trata de una obra del artista David Payán, que ya ilustró con su obra el cartel del Jueves Santo del 2018 de la Hermandad del Silencio.

Además, la junta de gobierno de la Hermandad del Silencio designaba al compositor ubetense Cristóbal López Gándara como encargado de realizar las piezas musicales dedicadas a sus titulares con motivo del 75 aniversario: una capilla musical dedicada al Señor de la Redención y una marcha para banda de música dedicada a la Stma. Virgen del Consuelo que conviertan, de esto modo, el apartado musical en un enriquecimiento patrimonial de la hermandad que recuerde este acontecimiento histórico.

Y por último (por ahora), el Silencio tiene ya pregonero del 75 aniversario: el elegido ha sido Manuel Vicente Barranco, hermano del Silencio desde su reorganización en abril de 1978, aunque años atrás ya procesionaba con la Cofradía la noche del Jueves Santo. Desde entonces ha desempeñado diferentes cargos en las distintas Juntas de Gobierno como el de Mayordomo, Secretario, Tesorero y Hermano Mayor en diferentes periodos (1987-1993 y 1999 – 2005) y, durante su último mandato, tiene lugar la importante renovación, en busca del carácter que actualmente caracteriza a la corporación. En 1985 y durante tres años, fue capataz del paso del Cristo del Camino, comenzando en 1988 su labor al frente de la cuadrilla de costaleros de la Stma. Virgen del Consuelo, labor que sigue desempeñando en la actualidad. 

«Su devoción y dedicación a nuestros titulares, al patrimonio y el carácter de la Hermandad ha sido muy relevante a lo largo de nuestra historia», explican desde la propia Hermandad.

El calendario (y el colofón)

Además de ese pistoletazo de salida del próximo 30 de mayo, el Silencio ya tiene fechados algunos de sus actos más importantes para ese 75 aniversario, que se prolongará hasta junio de 2022.

Así, el 19 de junio tendrá lugar la Función Solemne en conmemoración de un 75 aniversario que acabará el primer sábado de junio de 2022.

Además, la hermandad solicitará al obispo de la Diócesis, Adolfo González Montes, la salida extraordinaria de la Stma. Virgen del Consuelo (cuyo 75 aniversario se celebrará el 10 de noviembre de este mismo año) para el mes de mayo de 2022.

De esta forma, el Silencio ha puesto todo en marcha para que 2021 (y parte de 2022) dejen un poso inolvidable en la piel cofrade almeriense. La normalidad de unos 75 años después de una pandemia.

lavozdeAlmería

Deja un comentario