No se corta el trafico durante el Vía Crucis de la Hermandad de la Lanzada de Granada

El Ayuntamiento de Granada ha sumido hoy el “error en la gestión del tráfico” que se produjo el sábado por la tarde en la procesión que la hermandad de la Lanzada organizó con motivo del Vía Lucis de la Virgen de la Caridad hasta San Juan de Dios. Un evento cofrade que se topó con el problema de que no se cortó el tráfico al completo por el carril de la Avenida Fernando de los Ríos y el entorno del Palacio de Congresos, obligando al cortejo a pasar por un carril junto a coches, motos y autobuses, lo que generó la queja de la hermandad por el peligro al que fueron sometidos los miembros del cortejo y su propio patrimonio.

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granada, Jacobo Calvo, ha explicado hoy que el Consistorio está analizando esta misma mañana lo sucedido “para que no se vuelva a producir”

Calvo ha dicho que ha sido un fin de semana de muchos eventos y que ese día también había varios actos, incluida la celebración del ascenso del Covirán a la ACB y que en la “reorganización de las posibles disposiciones se tomaron decisiones en las que asumimos el error”, Y es que la hermandad utilizó ese recorrido en su camino hacia el centro por imposición municipal dados los otros actos que había en la ciudad, pero no se le dio la protección que estaba acordada.

Al parecer, según ha podido saber este periódico, la orden era de cortar el tráfico en los dos carriles sentido ascendente desde la Parroquia de Los Dolores hasta el Palacio de Congresos pero cuando el cortejo salió el agente que había destinado a controlar su recorrido no cortó y se vieron obligados a circular por el carril derecho, conviviendo el cortejo con el tráfico, lo que hizo que se tuviera que quitar a los niños hasta su llegada a San Antón por seguridad ya que se cruzaron vehículos y motos en rotondas y en las calles adyacentes así como para cocheras.

Calvo ha insistido en la colaboración del equipo de Gobierno con las hermandades y ha dicho que de este error tocará aprender para que no se repita.

La propia hermandad emitió un comunicado en sus redes sociales en el que lamentó lo sucedido y los «momentos de grave peligro para quienes conformaban el cortejo, además de la falta de decoro produciéndose incluso enfrentamientos entre agentes de la autoridad con nuestro cuerpo de diputados, que velaba por la seguridad de los integrantes». Además, indica que sintió «desprotección del Ayuntamiento de Granada, de la Policía Local y de la Federación de Cofradías».

GranadaHoy

Deja un comentario