Roban la corona de la Virgen del Rosario de la iglesia de San Pablo de Córdoba

La Policía Nacional continúa con la investigación del robo de la corona de la Virgen del Rosario de la iglesia de San Pablo, en Córdoba capital. De momento, poco se sabe de un suceso que no es el primero que ocurre dentro de un templo. Manuel Carrasco, sacerdote de San Pablo, ha explicado a este periódico que el robo se tuvo que producir entre el 12 y el 20 de febrero.

Carrasco recuerda que el domingo 20 fue cuando saltaron las alarmas. Mientras estaba confesando a los fieles, alguien le avisó de que la imagen no tenía la corona, una pieza de plata dorada que data de finales del siglo XIX o principios del XX.

La Virgen del Rosario (una imagen letífica, no la titular de mismo nombre de la hermandad de la Expiración) se encuentra dentro de una capilla de la iglesia. Esta capilla, ha detallado el sacerdote, era la que antes de la pandemia acogía las misas ordinarias, sin embargo, para garantizar la seguridad, esas misas se pasaron al espacio principal.

La capilla suele estar disponible las horas de culto, pero no siempre sus puertas de cristal están abiertas. Es más, hoy mismo por la mañana tenía echada la llave. Carrasco ha apuntado que el día 12 tuvo lugar una procesión claustral de la hermandad de la Expiración, pero ya no ha habido ningún otro acto en el espacio.

El sacerdote cree que la persona que robó la corona tenía que ser «ágil» porque había que subir hasta el altar y después saltar para bajar. La corona estaba anclada a la imagen a través de lo que se conoce como un espárrago, por lo que no era difícil de coger. Eso sí, en el suceso se tiraron varias velas y también se arrancó una pequeña pieza del templete.

Lea la noticia completa en el DiariodeCordoba

Deja un comentario