El Obispado aprueba los nuevos estatutos que permiten a la hermandad de la iglesia del Sagrario retomar el culto externo en la jornada del Sábado de Pasión

Los miembros de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Clemencia y Santa María Madre de la Divina Providencia, con sede en la iglesia parroquial del Sagrario de la Catedral de Málaga, están de enhorabuena. Tras muchos años de esfuerzo y constancia, han conseguido que el Obispado apruebe sus nuevos estatutos, unas normas que vienen a poner el punto y aparte a la historia del conocido por los malagueños como Cristo Mutilado, que dejó de salir en procesión en el año 1976.

Tras la restauración de la imagen que llevó a cabo el año pasado el profesor hispalense Juan Manuel Miñarro, quien restituyó las piernas que le fueron cercenadas en los sucesos de la Guerra Civil, la diócesis ha refrendado las normas de la nueva cofradía de nazarenos que preside Manuel Sánchez como hermano mayor.

Según ha podido conocer este periódico, los nuevos estatutos establecen la jornada del Sábado de Pasión, la víspera del Domingo de Ramos, como día de la salida procesional con nazarenos de esta cofradía de la Catedral. Asimismo, especifican la salida de los dos titulares, en plural, por lo que dan la opción de que puedan recorrer las calles del Centro de la ciudad tanto la imagen del Crucificado como la de la Dolorosa.

También establecen la celebración de un triduo dedicado a la Virgen en el mes de noviembre, y un quinario al Cristo en cuaresma. Ambas imágenes se encuentran actualmente en una de las capillas de la girola de la Catedral, a la espera de que vuelva a abrir al culto la iglesia del Sagrario, que se encuentra cerrada por el riesgo de desprendimientos que presenta su cubierta, al no haberse solucionado aún el problema de la grieta que divide en dos el templo.

DiarioSur

Deja un comentario