El alcalde de Cádiz, José María González, ha querido cerrar esta jueves de forma tajante el debate generado sobre el traslado del Carnaval al mes de junio al asegurar que «esa fecha es inamovible», por lo que se mantiene en su intención desligar la fiesta de la fecha tradicional solo para 2022. 

Para llegar a este punto, González ha intentado dejar claro en relación de la coincidencia del Domingo de Piñata con la celebración del Corpus que «hay un elemento de excepcionalidad que nadie puede pasar por alto y va a ser solo un año y no van a volver a coincidir, si Dios quiere, nunca jamás». 

Y es que una de las principales críticas que han surgido desde el pasado martes, día en el que se conoció la propuesta municipal, ha sido la coincidencia entre Corpus y Carnaval. Ante esto, ha argumentado que, una vez que aparecieron las incógnitas que llevaron a buscar una fecha alternativa, «se ha tenido muy en cuenta la fecha de la Semana Santa. Incluso, de que hubiese un periodo final entre el Domingo de Resurrección y el inicio del COAC que fuera de reflexión y de recogimiento para las personas que viven la Semana Santa como un momento importante de fe y de reflexión espiritual. Por eso, el COAC no empieza justo después de la Semana Santa». 

Ante esto, y teniendo también en cuenta otra celebración como el Rocío, el primer edil ha resaltado que «en Cádiz es difícil que nada coincida con nada, ya que, como una ciudad alegre y callejera que somos, tenemos muchas festividades y muchas manifestaciones». 

Con todo, González quiso disipar las dudas sobre la coexistencia del Carnaval y el Corpus: «El Ayuntamiento facilitará, garantizará, colaborará y acompañará a la Diócesis de Cádiz para que esta festividad tan importante para la cristiandad se desarrolle con todas las garantías».

DiariodeCadiz

Deja un comentario