El conocido imaginero portuense, Daniel Herrera, nos presenta la última imagen creada por él. Se trata de una dolorosa de medio cuerpo en tamaño natural, modelada en barro cocido, tratada con telas encoladas y policromadas. El artista ha querido alejarse de las tonalidades tradicionales y ha optado por utilizar unos tonos mas sobrios, llevando un manto azul oscuro, túnica burdeos abierta al cuello, toca blanca de plegado irregular, cíngulo hebreo y camisa interior blanca con orillas que simulan encajes.

La imagen representa a María sosteniendo los tres clavos de la crucifixión  de Cristo en su mano derecha mientras lleva su izquierda al pecho y mira implorante al cielo. Sus ojos son oscuros y sus rasgos apuntan a una cierta madurez.

Esta imagen es una obra ejecutada por iniciativa del  propio Daniel, y está disponible en su estudio-taller.

OndasdePasion

Deja un comentario