El obispo de Córdoba afirma que la Mezquita “necesita una puerta”

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha asegurado este viernes que, más allá de que se mantenga abierta o se cierre la denominada segunda puerta de la Mezquita-Catedral, el principal templo de la Diócesis «necesita una puerta», ya sea la todavía abierta en el muro Norte «u otra», para que puedan «entrar y salir» las procesiones, pues «la Semana Santa es un valor excepcional en la ciudad».

En este sentido y en una entrevista radiofónica en Cope Córdoba, recogida por Europa Press, Demetrio Fernández ha explicado que, en la curia diocesana, que él encabeza, son «respetuosos y cumplidores de las leyes, pero las cosas tienen también distintos enfoques».

El obispo se ha referido así a como el futuro de la segunda puerta o de otra que eventualmente se pueda abrir en uno de los arcos del muro de la Mezquita-Catedral que da al Patio de los Naranjos dependerá, en primer término, de cómo se aplique la resolución del Tribunal Supremo (TS) que el pasado verano acordó la «inadmisión a trámite» de los recursos interpuestos por la Junta de Andalucía y la Agrupación de Cofradías de Córdoba para que se mantenga abierta la segunda puerta.

En ese contexto, según ha recordado el obispo, es donde ahora el Cabildo Catedral de Córdoba, tal y como ha recogido en su propuesta de Plan Director de la Mezquita-Catedral, pendiente de autorización por la Junta, quiere desarrollar un proyecto, no ya solo sobre la intervención que se lleve a cabo en la segunda puerta, sino, además, para ejecutar una restauración integral de la fachada Norte del monumento, la que da al Patio de los Naranjos.

A este respecto, Demetrio Fernández ha explicado que, «en el Plan Director» se plantea que, «ya que están muy celosos por la colocación o recolocación de la puerta, pues que se tenga en cuenta que toda la fachada Norte corre peligro y que, por tanto, hay que hacer un proyecto que integre y que atienda a esa parte» del templo, «que es la más castigada por las lluvias, por los vendavales, etcétera».

«Lo que sí es cierto, prescindiendo de legalismos que, repito, observamos como el primero, es que se necesita una puerta, esa u otra, para entrar y salir, porque la Semana Santa es un valor excepcional en la ciudad» de Córdoba, según ha subrayado Demetrio Fernández.

Junto a ello, el obispo ha querido resaltar que el Plan Director de la Mezquita-Catedral, elaborado por el Cabildo, es «puntero, en el conjunto de toda España y, por supuesto, de Andalucía, como han dicho las mismas autoridades culturales», en este caso «la consejera de Cultura» y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, pues, aunque sobre «la Catedral de Córdoba se oye mucho y a veces distorsionado», lo cierto es que «hay un trabajo constante».

Así, según ha subrayado Demetrio Fernández, «el Cabildo, con mucha competencia y mucha profesionalidad, trabaja en todos los campos, en primer lugar en el culto», a lo que se suma su «sensibilidad ante la cultura, y luego están las obras de caridad, que no hay que olvidar», ya que la institución capitular «es una fuerza potente de tipo social, movida por la caridad de Jesucristo».

Cordopolis

Deja un comentario